4 beneficios educativos de los juguetes de casa de muñecas en miniatura

Muchos niños pasan horas jugando con juguetes de casas de muñecas, arreglando y dramatizando cuidadosamente los escenarios. No solo les entusiasma a los niños, sino que hay numerosos beneficios educativos al jugar con una casa de muñecas en miniatura:

1. Juego imaginativo: las muñecas promueven el juego imaginativo, que es importante para el desarrollo de los niños. Los adultos a menudo descartan el juego de simulación ya que parece no tener ningún propósito. Sin embargo, es un componente clave del aprendizaje para niños de todas las edades. La investigación ha encontrado conexiones entre el juego imaginativo y la cognición, las habilidades sociales y las habilidades lingüísticas. Este tipo de juego les permite a los niños practicar sus habilidades sociales, resolver eventos problemáticos o molestos, desarrollar su vocabulario conversacional, aprender empatía y expandir su creatividad.

A algunos padres les preocupa fingir cuando los niños parecen rechazar el mundo «real». Sin embargo, un niño que insiste en que es un superhéroe o que ella es una princesa no está negando la realidad. Para un niño, es un experimento complicado descubrir los límites de la imaginación y la realidad, además de explorar cómo otra persona podría ver, pensar y sentir. Las reglas lógicas aún se aplican, y los niños a menudo piensan en soluciones elaboradas para los problemas.

Cuando los niños juegan juntos con juguetes de casas de muñecas en miniatura, se desarrollan aún más habilidades como tener autocontrol, esperar turnos, compartir, escuchar e improvisar. No asuma que los juegos están limitados por género. Tanto las niñas como los niños disfrutan jugando con figuras y casas realistas, ya que reflejan sus propias experiencias de vida en el mundo.

2. Lección de historia: las casas de muñecas en miniatura a menudo tienen un contexto histórico, por lo que cada edificio, además de los juguetes que lo acompañan, retrata una época particular. Las muñecas pueden usar ropa adecuada y usar muebles de época. Es una excelente manera para que los niños aprendan sobre el pasado y cómo vivían las personas. Pueden recrear un evento histórico favorito o una escena de una historia. Alternativamente, el juego abierto siempre es posible.

3. Coordinación: jugar con una casa de muñecas en miniatura requiere habilidades motoras finas, las mismas que son importantes para escribir, tocar instrumentos musicales y otras actividades de la vida. Vestir muñecas pequeñas y organizar juguetes de casa de muñecas también desarrolla la coordinación mano-ojo y fomenta la concentración.

4. Creatividad: los juguetes de las casas de muñecas vienen en todas las formas posibles, desde pequeños vitrales y pinturas hasta autos. Una casa de muñecas en miniatura podría tener un jardín elegante, con un caballo balancín en el cuarto de los niños junto con una mesa de comedor repleta de platos reales y alimentos elaborados. Algunos niños llegan a hacer su propia ropa o muebles, aumentando aún más su uso de la imaginación, la creatividad, las habilidades motoras finas y la concentración. Pueden decidir coleccionar piezas y desarrollar un pasatiempo gratificante.

Cuando jueguen con juguetes de casas de muñecas en miniatura, los niños más pequeños usarán solo unas pocas figuras y muebles simples y dejarán que su imaginación se encargue del resto. Los niños mayores se entusiasman con los accesorios más detallados y los escenarios más realistas. A medida que los niños crecen, aprecian más las posibilidades abiertas que ofrece una casa de muñecas en miniatura con figuras y juguetes de casa de muñecas detallados y realistas.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario